Comparte esta noticia

El hurto ocurrió en la tarde de este lunes en el Supermercado Cordiez de calle Tomás Garzón. El propietario observó la maniobra y el sujeto quedó detenido.

Hoy cerca de las 19:30 efectivos policiales de la localidad de Pilar debieron acudir a un supermercado ante la presunción de un hurto donde el «cliente» habría sustraído mercadería.

A una cuadra del supermercado Cordiez, de acuerdo a los aportes identificatorios, controlaron a un sujeto que en su poder tenía carne y tapas de empanadas que no habría abonado.

Según los dichos del encargado, el infiel cliente habría sustraído 700 gramos de carne molida y dos docenas de tapas de empanadas para freir que fueron secuestradas en poder del sospechoso.

El mismo quedó alojado en la alcaidía a disposición de la Justicia según sumario 1171/18.

Fuente: Miguel Angel Sanchez – Georgina Moreno. Fotografía a modo ilustrativo.

¿Qué opinas de esto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.