Por primera vez y luego de meses de trabajo de limpieza, acondicionamiento y obras varias, se ilumina la costanera de Río Segundo.

La costanera se ha convertido, nobleza obliga, gracias a la gestión de la legisladora Verónica Gribaudo en un espacio hoy en día muy frecuentado por los vecinos de las dos ciudades que divide el Xanaes. Los fines de semana las personas que la utilizan para hacer gimnasia y para «picnic» se cuentan de a más de cien.

Es curioso pensar que la famosa y tan querida costanera antes fue un espacio muy despreciado, un espacio que jamás nadie hubiese imaginado o apostado que hoy se encontraría de esta manera, y aun con infinitas posibilidades de seguir embelleciéndose.

Así estaba en 2011


Fotos de la nueva iluminación

 

¿Qué opinas de esto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.