Comparte esta noticia

Por el programa de BPAs del Ministerio de Agricultura y Ganadería, se entregó un total de $ 2.655.450 a 89 productores.

Este mediodía, se realizó la 8° entrega correspondiente al ciclo 2020 del Programa Provincial de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs), que tiene como objetivo principal fomentar y premiar a quienes lleven adelante prácticas productivas con un fuerte compromiso en el cuidado de los recursos y la sostenibilidad de todo el sistema. En total los beneficiarios fueron 89 productores, provenientes de diferentes puntos del departamento Ischilín, quienes recibieron un monto total de $ 2.655.450.
 
El ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, junto a miembros de su gabinete y autoridades locales, estuvo presente en una nueva distribución de aportes de esta iniciativa. El acto se desarrolló en el salón principal de la Sociedad Rural Ganadería del Norte, en la ciudad de Deán Funes.
 
Acompañaron al titular de la cartera productiva el intendente Raúl Figueroa; la legisladora provincial Tania Kyshakevich; la Secretaria de Ganadería, Catalina Boetto; y el Director de Politicas Sociales Gustavo Medina.

Incendios: créditos y postes

Además, aprovechando el arribo de las autoridades de la cartera, en el marco del Plan de Remediación de Incendios dispuesto por el Gobierno de Córdoba, se continuó con la entrega de créditos e implementos a los productores que sufrieron pérdidas por el accionar de las llamas, en el último segmento del año pasado.
 
En esta oportunidad, el ministro Busso y su equipo entregaron 4 créditos de $ 500.000, correspondientes a la línea que el Ministerio de Agricultura y Ganadería dispuso para ayudar a la situación, y que se ejecuta a través de la Fundación Banco de Córdoba. Se trata de una herramienta crediticia cuya principal característica es una tasa del 0 por ciento.
 
También se distribuyeron 4.000 postes a 40 productores que sufrieron este tipo de pérdidas en sus campos. Estos implementos se adquieren con dinero del Fondo Permanente para Desastres, que ejecuta el Ministerio de Desarrollo Social. Esto se suma a numerosas entregas anteriores, en las que además e entregaron boyeros eléctricos con su equipamiento correspondiente: paneles solares para la generación de energía, y piquetes y manijas para armar 2.500 metros lineales de cerco electrificado. Se utilizan para facilitar el trabajo de los pequeños productores pecuarios (caprinos, ovinos y bovinos) con el manejo de sus rodeos, ante la pérdida de postes y alambrados por efecto del fuego.
 
Estas acciones son producto del trabajo conjunto no solo entre las dos carteras: también se suma el Ministerio de Coordinación, legisladores, intendentes, dirigentes locales, organizaciones de productores como sociedades rurales, la Universidad Católica de Córdoba y profesionales de entidades como INTA y Senasa.

Reconocimiento a cabañero

De regreso, el ministro Busso pasó por las instalaciones de la Cabaña La Dominga, en inmediaciones de la localidad de Avellaneda, propiedad de la familia Lauret. Allí, el funcionario hizo entrega de una placa por el logro obtenido en materia de genética bovina por la cabaña.
 
Dos de sus reproductores fueron distinguidos en diciembre pasado como campeones del mundo Braford. Agrolepal T286 Ana Victoria T/E y Agrolepal T125 Cain T/E, obtuvieron el premio Champion of the World, considerado el más importante de la raza.
 
“Es un orgullo que un establecimiento ganadero cordobés haya conseguido tal calidad y eficiencia genética. Y en un año como el 2020 en que todas las condiciones estaban en contra. Esta placa no es más que un pequeño reconocimiento a tan inmenso trabajo”, le manifestó el funcionario a Alejandro Lauret, uno de los propietarios de La Dominga. 
 
La técnica de fertilización in vitro es la que ha permitido al establecimiento darle velocidad de multiplicación a su grupo de donantes y reproductores. El objetivo es lograr animales con rusticidad, adaptabilidad, precocidad sexual, mansedumbre, fertilidad y eficiencia de conversión.

¿Qué opinas de esto?