El intendente interino de Villa María, Pablo Rosso, supervisó la obra de adoquinado que el municipio lleva adelante en el límite entre barrios Belgrano y Ramón Carrillo de la ciudad cabecera del departamento General San Martín. Allí, en el marco del Programa Manos a la Obra, internos del Establecimiento Penitenciario Nº 5 efectúan la labor luego de haber sido instruidos en tareas de albañilería.

Se trata de un programa articulado entre varias dependencias del municipio conjuntamente con el Servicio Penitenciario que, a traves de un oficio, les otorga herramientas laborales y de inclusión para cuando recuperen su libertad.

El intendente interino de Villa María, Pablo Rosso, supervisó la obra de adoquinado que el municipio lleva adelante en el límite entre barrios Belgrano y Ramón Carrillo de la ciudad cabecera del departamento General San Martín. Allí, en el marco del Programa Manos a la Obra, internos del Establecimiento Penitenciario Nº 5 efectúan la labor luego de haber sido instruidos en tareas de albañilería.

La iniciativa se enmarca en un trabajo articulado entre las secretarías de Inclusión Social y Territorio; Ambiente, Obras y Servicios Públicos; y el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV), quienes llevan a cabo la intervención conjuntamente con el Servicio Penitenciario. De esta manera, el objetivo es que los reclusos que están a poco tiempo de recuperar la libertad puedan desarrollar un oficio que les otorgue herramientas laborales y de inclusión.

En este sentido, se avanza en la obra de calle Buchardo que contará con 4.460 metros cuadrados de adoquines y 650 metros lineales de cordón cuneta, desde calle Lisandro de la Torre hasta bulevar España. Hasta el momento, se encuentra adoquinado el 60% de la primera cuadra por una de las manos, donde las tareas que se realizan son la compactación de las bases, colocación de arena gruesa, adoquines y finalmente recubrimiento con arena fina para sellar las juntas.

«De este modo, y como ya se hizo en varias cuadras del sector, el municipio busca favorecer a vecinos y vecinas de barrios aledaños, al mismo tiempo que se contribuye a la reinserción laboral y social de los internos que se encuentran próximos a recuperar su libertad, a través de políticas y programas de inclusión», epresaron los encargados del Programa.

Durante la supervisión de la obra estuvieron presentes junto a Rosso, el subsecretario de Inclusión, Jorge Argüello; la subsecretaria de Descentralización Territorial, Laura Mansilla y el vicepresidente del Instituto Municipal de Inversión (IMI), Danilo Baiocchi. También, acompañaron el subdirector del Servicio Penitenciario, Andrés Aciar, y la directora del MuniCerca 8, Lucrecia Falco.