En el marco de la investigacion a los "sanadores egipcios" la justicia detuvo a una funcionaria del poder judicial de Santa Fe y realizó varios allanamientos
Comparte esta noticia
El templo de adoración con forma de pirámide, simulando las de Giza.

Los estafadores engañaban a personas de todo el país con una presunta terapia del Antiguo Egipto. La banda estaba liderada por un cordobés.  El caso es investigado por la fiscalía de Cura Brochero.

En el marco de la investigación a la banda que decía curar a través de una supuesta terapia egipcia, la justicia detuvo a una funcionaria del Poder Judicial de Santa Fe, según indicaron varios medios cordobeses.

La detención fue ordenada por la fiscal de Cura Brochero, Analía Gallarato, a cargo de la investigación.

Todo ocurrio en el marco de varios allanamientos, en los que trabajaron miembros de la brigada de Investigaciones de la departamental San Alberto, la Dirección de Investigaciones Operativas de Córdoba y la Agencia de Investigaciones Criminales de Santa Fe.

En esos operativos se secuestraron dos computadoras, dos celulares, documentación relacionada con la Escuela de Kabalah Científica Seshen, dólares y hasta 130 libras egipcias.

Según presumen en la Justicia, la detenida, de 51 años, formaría parte de la banda, dedicada a “curar” a través de una terapia egipcia.

Díaz atrás se realizaron varios allanamientos en distintos barrios de la ciudad de Córdoba, en Cura Brochero y en Huinca Renancó. En esos operáticos se secuestraron “grandes” sumas de dinero (nacional y extranjero), además de autos, aparatos informáticos y armas de fuego con un arsenal de municiones.

Algunos de los elementos hallados (Policía)

Para la justicia los miembros de esta organización habrían incurrido en los delitos de asociación ilícita, ejercicio ilegal de la profesión y estafas reiteradas.

La banda, presuntamente liderada por el cordobés Juan Aparicio Díaz, que se hacía llamar “Licenciado Ahú Sari Mere”, está acusada de estafar a personas de todo el país.

Qué se investiga

La Justicia desarticuló una banda que vendía servicios de sanación con una supuesta “terapia alternativa” llamada Seshen. Según consta en el expediente, se hacían pasar por psicólogos para captar a sus víctimas.

¿Qué opinas de esto?