los trabajadores sanitarios alertan por el impacto de la pandemia en los niños y en los hospitales pediátricos

El hospital de Niños de Córdoba está colapsado y la secretaria adjunta de la Unión de Trabajadores de la Salud, Estela Giménez, reclamó más medidas de cuidado.

Tras una semana con récord de contagios en la provincia, llegando a 4.933 casos el jueves, los trabajadores sanitarios alertan por el impacto de la pandemia en los niños y en los hospitales pediátricos. Hoy volvieron las clases, a pesar de los datos epidemiológicos críticos.

«La situación es crítica, estamos con hospitales sin cama. En el Hospital de Niños tuve que quedarme el domingo con 12 pacientes y uno muy grave de la guardia. Son chicos sanos sin patologías, tenemos dos en respirador y otros con oxigenación», indicó la enfermera del Hospital de Niños de Córdoba y secretaria adjunta de la Unión de Trabajadores de la Salud, Estela Giménez.

«Se nota el aumento de la demanda de patologías respiratorias con la presencialidad escolar. El niño se infecta con el virus en el colegio y lo lleva a la casa. Se notó en el hospital», señaló en La Mañana.

Por ese motivo, la enfermera criticó el regreso a clases presenciales previsto para hoy: «Las políticas partidarias pesan más que las políticas sanitarias y lo pagamos el pueblo. Esta no es una sana rebeldía», le reclamó al gobernador Juan Schiaretti.

«Se está ampliando la sala. Es altísima la cantidad de consultas, tenemos 300 por día. El gobierno de Córdoba no quiere escuchar a los trabajadores de la salud», lamentó.