Es una maniobra de algunos frigoríficos y empresas «fantasma» que utilizan el mercado cambiario del «contado con liqui» para evitar la liquidación de divisas.

El Gobierno investiga una maniobra por la cual algunos frigoríficos y empresas «fantasma» utilizan el mercado cambiario del «contado con liqui» para evitar la liquidación de divisas y subfacturan exportaciones de carne. Se trata de maniobras que, según la investigación preliminar del Gobierno, terminan encareciendo el precio del asado y de los demás cortes «populares» que se venden en carnicerías y supermercados.

«Hay algunos sectores que están presionando la demanda, haciendo un negocio de exportación, hacen el rulo ganadero: compran ganado, faenan, exportan y en algunos casos no liquidan, se quedan con las divisas en el exterior y después liquidan en el mercado paralelo», explica el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

De acuerdo a la visión oficial, todo comenzó con el desmantelamiento de instrumentos de control en las exportaciones de carne. «A muchas empresas se le simplificó la cantidad de trámites a realizar, pero también les allanó el camino a operadores truchos. El relajamiento de los organismos de control llevó al descontrol en los mercados», explica una fuente oficial.

La otra «pata» del negocio se relaciona con la utilización de empresas -muchas de ella «fantasma»- que aprovechan la brecha entre las cotizaciones del «contado con liqui» y del tipo de cambio «oficial».

Así lo explica una fuente oficial que está al tanto de la maniobra investigada: «Detectamos empresas insolventes que realizaron operaciones de exportación de carnes a China que no liquidaban divisas y entraban los dólares a través del «contado con liqui», obteniendo una gran diferencia con la que salían a pagar más caras las vacas, compitiendo deslealmente con el resto de los exportadores. Cuando el Estado reclamaba la falta de liquidación de divisas, aparecían personas insolventes».

La otra operación que ahora se investiga tiene que ver con la subfacturación de exportaciones, en especial de carne a China.

Cómo funciona el «rulo de la carne» que encare el asado y ahora investiga el Gobierno

Un funcionario lo explica así: «Algunos exportadores creaban una empresa fantasma en Uruguay a la que le vendían la carne a China subfacturada. Desde Uruguay le vendían a China al precio completo, quedando la diferencia en Uruguay que entraba al tipo de cambio ‘blue’. La carne que se exporta a China se vende a u$s4.400 por tonelada. Mediante el mecanismo de triangulación vía Uruguay, se le facturaba a la empresa uruguaya a u$s 3.400 la tonelada. A su vez, la empresa «fantasma» uruguaya la facturaba a China al precio real, de u$s4.400. Por lo tanto, por cada tonelada exportada, estos operadores se quedaban con u$s1.000 por tonelada en Uruguay que ingresaban a la Argentina a través del «contado con liqui» o el «dólar MEP». Esto les reportaba una ganancia extra ilícita extra de $80.000 por tonelada, o $2 millones  por container».

¿Cómo se vincula esta operatoria con el aumento de la carne en los comercios?

Porque esta ganancia «ficticia», que surge por la triangulación de las exportaciones y el ingreso de divisas por el mercado «alternativo» del dólar, les permite a los exportadores «truchos» a salir a comprar vacas «a un mayor precio y recalentar el mercado doméstico».

Esos exportadores truchos aparecen en el Mercado de Liniers a pagar $40 o incluso más por kilo de vaca en pie, cuando la ganancia por la operatoria ilegal es de $80 por kilo. 

«El aumento del precio de la vaca de menor calidad arrastra hacia arriba a otras categorías de bovinos que comemos los argentinos (novillitos y vaquillonas), y esto explica en parte la suba tan fuerte que hubo en el precio», explica un funcionario a iProfesional.

En simultáneo con esta investigación, el Gobierno intentará negociar una ampliación del acuerdo con algunos frigoríficos para vender cortes «populares» a precios rebajados. Tanto en los supermercados como en las carnicerías de barrio.

Algunos frigoríficos y empresas «fantasma» utilizan el «contado con liqui» para evitar la liquidación de divisas

Está claro que se trata de medidas que, en el mejor de los casos, pueden marcar un aliciente para el proceso inflacionario que hoy padece la economía argentina.

Fuente: iProfesional.com

¿Qué opinas de esto?