La justicia dictó un periodo de prueba para un menor que mató a otro de 13 años. No habrá, al menos por el momento, una pena de cárcel

La justicia le impuso un tratamiento tutelar por el término de un año, que busca evitar la pena. Franco Aráoz tenía 13 años y fue asesinado con una maza. El drama ocurrió en Río Segundo, en 2019. 

Se conoció este miércoles el fallo por el crimen de Franco Aráoz, el joven de 13 años de Río Segundo asesinado en 2019 por otro chico de 16. Todo ocurrió, según se estableció, para robarle la bicicleta. 

La justicia encontró responsable a L.G (por sus iniciales), de ahora 18 años, del crimen de Aráoz y fue puesto a disposición de un juez juvenil para su tratamiento tutelar por el término de un año, plazo que podría prorrogarse.  

Así lo dispuso la jueza Juvenil de Séptima Nominación, Nora Giraudo. La magistrada explicó que en menores se celebra el juicio, luego se declara la responsabilidad y después sigue un tiempo de prueba que busca evitar la pena.  

“Y no está excluido ningún tipo de delito, aunque sean graves. Lo que atiende este régimen es la inmadurez del joven”, indicó Giraudo a La Voz

Franco Aráoz, víctima.

En este caso, a L.G se le podría aplicar una pena si no cumpliera con las condiciones establecidas por la jueza durante el tratamiento tutelar, o luego de cumplir los 21 años. Tras ello, podría ser condenado o absuelto. 

De aplicarse una pena, explicó Giraudo, tendría que ser en grado de tentativa, por lo que su monto se reduciría sensiblemente.  

L.G llegó al juicio imputado por homicidio calificado por alevosía y por robo, aunque finalmente se lo halló responsable de homicidio simple y hurto calamitoso (tras matar, le robó el short, las ojotas, un celular y la bicicleta a la víctima). 

La abogada de Aráoz, Rebeca Nora Lever, entendía que el crimen se había cometido con alevosía. 

La jueza explicó que no hubo testigos y que nunca lograron superar la duda de si el acusado golpeó de frente o de espaldas a la víctima.  

El joven continuará alojado en el Complejo Esperanza (establecimiento que depende de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia), con medidas que le impiden su externación por propia voluntad. Allí seguirá con asistencia psicológica y psiquiátrica. 

“Su situación es equiparable a la prisión preventiva en el caso de los delitos cometidos por mayores de edad, aunque en menores se habla de privación cautelar”, explicó Giraudo. 

Además, se juzgó a otra persona, también menor de edad, señalado como quien hizo desaparecer la bicicleta de Franco. Estaba acusado de encubrimiento calificado (porque el hecho precedente fue el homicidio). A este joven también se le impuso un tratamiento tutelar por un año, que deberá cumplir en su casa. 

Familiares y amigos de la víctima piden una pena más severa.

La abogada de Aráoz pretende una pena a prisión perpetua, por eso adelantó que apelará el fallo de la jueza. 

“Hubo premeditación. La persona que mató a Franco lo fue a buscar a su casa con una maza en su mochila y una punta ¿Para qué llevó todo eso? Pedimos prisión perpetua para el asesino”, dijo la abogada. 

El padre de Franco, Adrián Aráoz, dijo que, para él, el asesino de su hijo se merece la pena máxima.  

“Mi hijo salió con una bermuda y una remerita. Se iba a la pileta y no volvió”, dijo el hombre. 

Alejandra, abuela de Franco, dijo que siente mucha impotencia y bronca. “No vamos a parar hasta que le den perpetua”, señaló la mujer. 

Giraudo explicó que los menores de edad no pueden recibir la pena de prisión perpetua. En 2013 la Corte Interamericana de Derechos Humanos dejó sin efecto una prisión perpetua y le prohibió a la Argentina que vuelva a imponer esa sanción. 

Brutal 

El drama ocurrió el 20 de enero de 2019 y causó conmoción en la ciudad de Río Segundo, a 37 kilómetros de la ciudad de Córdoba. 

Franco, el mayor de tres hermanos, fue asesinado a mazazos en la cabeza y recibió además puntazos. Según se estableció, fue asesinado por su amigo para robarle la bicicleta, en un campo de la localidad de Toledo. 

El acusado fue a buscar a Franco a su casa de Río Segundo, supuestamente para andar en bicicleta. Tras ir juntos a un campo en Toledo, lo mató a golpes, según la causa. 

Alertados porque el joven no volvía a su casa, su familia radicó la denuncia en la comisaría local. 

Al día siguiente la Policía logró ubicar a L.G. Tras ser entrevistado por largo rato, llevó a los investigadores al lugar a donde estaba el cuerpo de Franco. Lo hallaron en un monte, a la vera de la ruta 9. 

El asesino tiene 18 años, pero tenía 16 al momento del hecho. Desde entonces permanece alojada en el Complejo Esperanza, a donde ahora seguirá cumpliendo la pena.  

Claves 

*El sistema penal intenta evitar las penas cometidas a menores de edad. Para ello proponen un periodo de prueba, en el que deben acatar una serie de condiciones impuestas por el juez. Esto es posible hasta los 21 años. 

*En caso de ser condenados, reciben penas acordes con la escala penal del mismo delito, pero en grado de tentativa, por lo que el monto de la condena se reduce. 

*Los jóvenes tienen, según la Convención Internacional de los Derechos del Niño y también la legislación local, un tratamiento diferenciado durante el proceso penal que se orienta a la no punición. 

¿Qué opinas de esto?