Alberdi, pleno centro de San Francisco. El último lugar a donde funcionó la Heladera Social en la ciudad.

Funcionaba en un bar céntrico. Ofrecía bandejas de comidas sin costo para los más necesitados.

La noticia indignó a los vecinos de San Francisco. Cansado del vandalismo, el dueño del bar céntrico a donde funcionaba la única Heladera Social del país decidió retirarla y devolvérsela a la Red Solidaria.

La heladera ofrecía bandejas de comida sin costo para las personas más necesitadas. Los alimentos eran donados por distintas personas.

Diego Meyer, dueño del bar, explicó a La Voz de San Justo que los reiterados hechos de vandalismo lo llevaron a tomar esta decisión. «Lamentablemente se la tuvimos que devolver a la Red, porque muchas personas la usaban de mala manera. No la cuidaban», señaló el dueño del local.

Ofrecía viandas sin costo.

Ahora buscan otro lugar para instalarla. Marcelo Valverde, de Red Solidaria San Francisco, dijo que la heladera funcionó bien durante seis años y brindó un gran servicio a la ciudad. «Estaba muy bien ubicada», se lamentó.

Algunas veces los propios vecinos se hicieron cargo de repararla, pero luego se repetían los daños. Pese a todo, Meyer destacó que muchas veces el sistema funcionó. «A diario venían a traer comida, que era retirada inmediatamente por personas que la necesitaban», dijo.

La iniciativa nació en 2015 en Tucumán. San Francisco no tardó en sumarse. Valverde dijo al medio local que se trataba de la última heladera social funcionando en el país.

En San Francisco comenzó funcionando en la Terminal de Ómnibus, en marzo de 2016. Después se trasladó a una panadería, donde permaneció varios meses. Y, finalmente en abril de 2017, se instaló al lado del bar a donde funcionó hasta hace pocos días.