Este fenómeno se presenta una vez cada cuatro meses y, según los astrólogos, tiene impacto en la forma de pensar y actuar de las personas.

Del 29 de mayo al 22 de junio el planeta Mercurio se puso retrógrado en el signo Géminis, un fenómeno que ocurre una vez cada cuatro meses, pero trae un flujo energético diferente para los diferentes signos zodiacales.

De acuerdo con la astróloga Patricia Kesselman, del diario argentino Clarínse le conoce como “retrógrado” porque si se observa desde la Tierra la ruta que lleva el planeta en su movimiento por el espacio astral cambia de rumbo en Géminis y luego retoma su flujo.

Mercurio, de acuerdo con la experta, simboliza la mente, la comunicación, las transacciones, el comercio, los tratos y las ventas de todo tipo y en todos los sectores,  así como las habilidades comerciales, analíticas y científicas. También se relaciona con los medios de comunicación. Al encontrarse en una fase retrógrada, todas las actividades que se logran fortalecer con este planeta pueden tener problemas durante este periodo.

Esto significa, de acuerdo con Kesselman, que es un momento difícil para comenzar nuevos proyectos especialmente en lo relacionado con la información, las redes, los viajes y el flujo de comunicación. Por eso, según la experta, es importante tomar precauciones en el momento en que se quiera dar una información particular y cerciorarse de que el mensaje se entienda claramente, ya que es fácil que la confusión se abra paso.

Según Clarín, durante este periodo la mejor recomendación es detenerse a pensar con cabeza fría las cosas, reorganizar la vida y recapitular todo lo que se ha hecho antes de darle comienzo a nuevos proyectos. También es una época para cerrar ciclos y poder darle fin a los pendientes, tanto en el ámbito laboral como en el personal.

Por otra parte, es importante cuidarse de tomar decisiones apresuradas que puedan traer consecuencias no deseadas. De acuerdo con Kesselmancuando Mercurio se encuentra en la fase retrógrada hay tendencia a las equivocaciones. En este sentido, se debe tratar de evitar errores de juicio y no seguir los impulsos que pueden desencadenar malentendidos. Además, si se necesita firmar documentos o revisar papeles, es importante una doble mirada para evitar los errores.

Del otro lado, según la astróloga, mientras Mercurio esté en retrógrado hay una buena oportunidad para darle rienda a la imaginación y a la creatividad, ya que el fenómeno permite la introspección y la reflexión, sin que eso implique tomar una decisión o crear algo, sino más bien idear y reevaluar las situaciones.

“Mercurio retrógrado recuerda que la eficiencia se basa en estabilidad. Por esto, hay que pensar en este como un periodo de mantenimiento, ideal para examinar viejos problemas que requieran acción, pero yacían ignorados”, dice la experta. Por eso, quienes en estos momentos de la vida tengan problemas de comunicación en la oficina o en el hogar, la época será propicia para reflexionar sobre ellos y tomar el tiempo para resolverlos, sin que estos se mantengan en el futuro.

En cuanto a la influencia en los signos, Mercurio retrógrado estará en el grado 24 que es Géminis y en el grado 16, del mismo signo. esta razón, las personas más afectadas por su fase serán aquellos signos que tengan puntos sensibles en esos grados, que son Géminis, Sagitario, Piscis y Virgo. Por otra parte, los más beneficiados serán los signos de aire que son Acuario y Libra, así como Leo y Aries, pero estos dos en menor medida. Los signos de Capricornio, Cáncer, Escorpión y Tauro no reciben influencia energética con este fenómeno de manera directa.

Finalmente, Kesselman aseguró que es conveniente prestar atención a la carta astral, aquella que muestra los grados de cada uno de sus signos dependiendo de la fecha de nacimiento, ya que algunos de ellos pueden verse afectados por el fenómeno de Mercurio.

Fuente: semana.com

¿Qué opinas de esto?