Dejó muy en claro lo que piensa y contó todo lo que pasa en el exitoso ciclo de Telefé.

No se guardó absolutamente nada y decidió contarlo todo. Se trata nada más y nada menos que de uno de los participantes más talentosos e histriónicos de La Voz Argentina, Amal San Yar, quien quedó eliminado del team de Lali Espósito después de una competencia muy pareja con Santiago Borda. Ahora, decidió romper el silencio y habló no solo de la cantante, sino de todo lo que se vive en Telefe.

“Ella dice que sintió que había una pista, la emocioné. Yo siempre intento eso cuando canto, llegar, que al otro lo modifique lo que hago. Cada vez que le subo al escenario. Más que en el momento del coacheo no tenés tanto contacto con los artistas, pero cuando se apaga la cámara siempre siguen las palabras de aliento”, comenzó manifestando el artista sin tapujos ni rodeos.

“Lali me transmitió seguridad y confianza. Ella es muy alentadora. Lali es un amor. Desde los cuatro equipos siempre me sentí muy bien, mucho cariño y mucho respeto. Eso se los agradezco. Doy muy feliz en esta que es unas de las experiencias de mi vida y me hace muy feliz compartir con tantos talentos de argentina”, aclaró Amar San Yar en La Once Diez / Radio de la Ciudad.

Tambien te puede interesar:

Sin embargo, también hizo referencia a los nerviosos que provoca tener que cantar frente a las sillas debido al formato que se ha instaurado. “Cantarle a sillones dados vuelta no se lo deseo a nadie. No ves las caras es como no tener público. Es cantarle a una nuca y no tenés idea de lo que pasa. Empecé a cantar y en el medio dije, no se van a dar vuelta y ahí tire toda la carne al asador”, señaló.  

“Me anoté, audicioné y llegué a la audición a ciegas en la que me eligió Lali. Así fue. Mucho nervio pero con la condición de disfrutar. Yo sé que cuando me presento la imagen garpa muchísimo por mi puesta en escena, por mis vestuarios, por toda performance de Amal que suma un montón. Y es bastante difícil solo cantar y que registren tu voz”, sentenció más sincero y directo que nunca.

Escucha acá la ewntrevista:

Fuente: El intransigente