Schiaretti y Alberto Fernandez

Algunas encuestas trajeron nerviosismo en El Panal y durante la última semana se intensificaron las visitas de referentes de Hacemos por Córdoba a los intendentes del interior para recordarles la «inconveniencia» de apoyar a los candidatos del peronismo nacional.

Definidas las listas que participarán de las proximas elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso), que se realizarán el 12 de septiembre y luego, de las generales, el 14 de noviembre, en las filas peronistas si bien no habrá disputas internas, en los hechos se dirime una gran pulseada entre el «cordobesismo» que comanda el gobernador Juan Schiaretti y el peronismo nacional que se agrupa en las listas del Frente de Todos.

Finalmente la primera dama provincial, Alejandra Vigo junto al ministro de Industria, Eduardo Acastello, encabezarán la boleta para el Senado, donde se descuenta que deberán pelear palmo a palmo el tercer escaño (todos los sondeos dan a Juntos por el Cambio los 2 primeros) con el ex presidente del PJ cordobés, Carlos Caserio, y la diputada nacional Gabriela Estevez que representan al gobierno nacional. En el tramo de diputados la lucha se dará entre Natalia De la Sota y Martín Gill quienes lideran las nóminas de aspirantes a la Cámara Baja de Hacemos por Córdoba y el Frente de Todos, respectivamente.

Y es precisamente la candidatura de Gill. intendente de Villa María (en uso de licencia), la que despierta más resquemores en el schiaretismo ya que este funcionario desde su cargo de secretario de Obras Públicas de la Nación, ha sabido tejer sólidos lazos con centenares de intendentes de todos los colores políticos y a lo largo y a lo ancho de toda la geografía provincial. Durante el año y medio que lleva de gestión ha puesto en marcha, e incluso finalizado e inaugurado obras de todo tipo en mas de 300 municipios y comunas de Córdoba. Y si bien el aparato político provincial siempre está bien aceitado, esta situación abre un enorme signo de interrgación sobre cual será la actitud que adoptarán los jefes y jefas locales de cara a la próxima campaña.

La relación de Martin Gill con los intendentes precupa al schiarettismo

Es por eso, y ante el peligro de que por tratarse de una elección nacional esta se termine polarizando entre el macrismo y el Frente de Todos, es que desde los más altos despachos del Centro Cívico partió la orden para que legisladores y funcionarios del interior salgan a recorrer sus territorios y hagan de dique de contención para detener las fugas que ya comenzaron a cristalizarse. De la mano de Martín Gill, unos nueve intendentes de los 12 que tiene Hacemos por Córdoba en el departamento Marcos Juarez, anunciaron la semana pasada que trabajaran para las listas del frentetodismo, y se espera que varias decenas de jefes municipales de otros lugares de la Provincia hagan publico su apoyo durante los proximos dias al proyecto que encabeza el presidente Alberto Fernández.

Sandra Del Bó (Cavanagh), Agustín González (Cruz Alta), Fabián Francioni (Leones), Roberto Pacheco (Corral de Bustos), Marcelo Agustin (Alejo Ledesma), Gerardo Mancini (General Baldissera) y Marcelo Luque (General Roca) anunciaron su participación en el Frente de Todos de Córdoba. Ese grupo también sumaría a Alberto Priotto de Colonia Italiana, y Juan Carlos Bianconi de Capitán General Bernardo O’ Higgins.

Todos coincidieron en resaltar el trabajo del Gobierno nacional que promovió la coordinación con las municipalidades y terminó con los desencuentros con la provincia de Córdoba. La integración de los niveles de gobierno y los recursos invertidos en obras fueron los principales argumentos de los jefes comunales para comunicar su decisión.

En Marcos Juarez varios intendentes blanquearon su apoyo al Frente de Todos

Schiaretti, único gobernador peronista que va por fuera de la coalición de gobierno, se concentra ahora en ese campo de batalla que es el territorio. El objetivo de la Casa Rosada es lograr que los jefes comunales que adhieren al sello de Schiaretti, Hacemos por Córdoba, se sumen al FdT. El miércoles, siete intendentes del departamento de Marcos Juárez se reunieron en la localidad de Cavanagh para manifestar públicamente su decisión de militar la lista del FdT. Además, fuentes proselitistas adelantaron a este medio que esta semana se anunciará en la ciudad de Bell Ville, cabecera del departamento Unión, la adhesión de una docena de intendentes al proyecto del peronismo nacional.

Los Intendentes y Jefes Comunales que ya garantizaron su participación son Omar Tavella (Alto Alegre); Enrique Mendez Paz (Cintra); Alicia Centurión (Monte Leña); Orlando Brusa (Ballesteros); Carolina Jara (Ballesteros Sud); Gustavo Reitano (Morrison); Domingo Morena (Chilibroste); Juan Pablo Vassia (Idiazabal); Pablo Guevara (Ordoñez); Rodolfo Filipponi (Pascanas); Luis Trotte (Monte Maíz); Daniela Castrillo (Colonia Bismarck); Jorge Jaime (Benjamin Gould); Daniel Gergolet (Pueblo Italiano); Daniel Mondino (Wenceslao Escalante) y Gabriel Fernández (Viamonte); se aguarda para las próximas horas la confirmación de más dirigentes que también están trabajando junto a los mencionados.

Un pie en cada lado

Si bien muchos intendentes, en especial aquellos que no pueden repetir mandato, saldrán a viva voz a expresar su apoyo a la lista del FdT, muchos otros que se cree serán mayoría, pondrán «un huevo en cada canasta».

Un jefe municipal del norte provincial, que se mantiene equidistante de los dos frentes, comentó que cada vez que sale la información de la visita de algún candidato del Frente de Todos a una localidad, a los pocos minutos el intendente recibe un llamado desde el Centro Cívico. Allí les recuerdan que «si bien la Nación les acerca obras para sus pueblos y ciudades, a la Provincia la necesitan todos los dias».

En el norte de Córdoba la situación es distinta a las de las grandes ciudades y conglomerados de la provincia, dado que las grandes obras de desarrollo llegan a través de la Nación. Si bien la administración de Juan Schiaretti contiene a los municipios con ayudas para algunas obras o programas, la realidad es que a las obras de envergadura las ejecutó en la Capital y sus alrededores.

“La provincia nos contiene todo el año pero las grandes obras no las hizo en el norte, en cambio la nación en ese sentido es más federal y nos da la oportunidad de crecer y de hacer cosas distintas en nuestras gestiones”, señaló un intendente de la región que trabajará para las dos listas peronistas.

De acuerdo a las expresiones que han realizado algunos mandatarios sobre esta ajustada coyuntura, la estrategia es que los jefes políticos con parte de su equipo salgan a trabajar para la lista del Gobernador y otra fracción con funcionarios importantes para el Frente de Todos.

“No quieren quedar mal con nadie, públicamente van a salir a apoyar una lista y puertas adentro la mayoría va a dividir sus equipos, el objetivo es trabajar para que no haya un gran ganador y quedar bien con Dios y con el Diablo” deslizó otro jefe comunal que consultado por el sitio Mirá El Norte.