Ignacio Sagala, de cordoba, volvió al escenario principal de La Voz Argentina

Había sido descalificado en las audiciones a ciegas. Para volver a La Voz debió escalar en el formato El Regreso. Tras el triunfo se integró al equipo de Ricardo Montaner.

El cordobés Ignacio Sagalá, de 19 años, logró un hecho inédito en el programa La Voz Argentina, que busca cantantes talentosos: tras quedar afuera del certamen en la primera audición, participó de un repechaje (El Regreso) y volvió a la competencia mayor.

Se sumó, por decisión propia, al equipo de Ricardo Montaner, y seguirá en el programa desde la instancia de octavos de final. Este martes, desde las 22:30, participará del programa nuevamente.

Sagalá manifestó que se integró a ese equipo porque era el que iba a elegir si en la primera audición el jurado lo aprobaba. Pero, entre la audiencia del programa, muchos creen que su elección fue estratégica: el cordobés tendría más chances de ganar en ese equipo que en otros.

De espaldas

En su primera audición en el programa, hace más de un mes, Sagalá interpretó, de manera magistral, la canción Los sonidos del silencio. Pese a su buena actuación, ninguno de los jurados giró su silla para que el cordobés pudiera seguir en el programa.

Tras pedirle que hiciera otra canción, a capela, Sagalá interpretó una de la cantante Adele y deslumbró a los jurados. Todos manifestaron que se arrepentían de no haber girado sus sillas. Ignacio respondió con un gesto de humildad: «No importa», dijo con tonada bien cordobesa y con una sonrisa.

Quizás por esa actitud, y por su particular color de voz, el joven cantante cordobés se ganó a gran parte de la audiencia del programa. Una prueba de ello es el video de su primera audición, que está entre las que más reproducciones del programa tiene: en YouTube superó las 4 millones de visitas. Todo un récord. (Y, claro, en el programa lo saben).

Cada actuación de Sagalá en La Voz es seguida de muchísimos mensajes de cariño. El video de las 4 millones de visitas tiene más de 13 mil mensajes de apoyo.

Esto, además de su talento, lo cocola en una situación ventajosa para aprovechar las próximas instancias del programa, en las que los competidores que continúen no serán elegido por el jurado si no por el público.