Nueva sala de lactancia en los tribunales de san francisco

La iniciativa surgió de las propias empleadas del poder judicial. En esa sala las trabajadoras en período de lactancia encontraran un área con privacidad. Está en el tercer piso del edificio.

Las trabajadoras del poder judicial de San Francisco están contentas. Es que en los últimos días finalmente consiguieron que habiliten en Tribunales una sala privada para la lactancia o la extracción de leche materna. Se trata de una sala agradable y cómoda, ubicada en el tercer piso del edificio, se precisó.

La iniciativa surgió de las propias empleadas del poder judicial. La sala estará disponible durante todo el horario de trabajo.

La delegada de Administración del Poder Judicial, Roxana Peredo, dijo a La Voz de San Justo que con esto vienen a cumplir con un reclamo del gremio de los trabajadores del Poder Judicial. «Este año pudimos lograr este espacio tan acogedor, que fue equipado con todas las comodidades para poder contribuir con esta etapa tan linda de la maternidad como es el amamantamiento de los bebés», señaló.

Empleadas del Poder Judicial haciendo uso del nuevo espacio (La Voz de San Justo)

Además, destacó «el esfuerzo» que hizo el Poder Judicial para brindar este espacio a las madres para que ellas puedan extraer su leche materna, guardarla en una heladera para conservarla y luego llevarla a su domicilio.

Luciano Rabbia, delegado local de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial de Córdoba, recordó que en 2018 no habían logrado abrir la sala y dijo que ahora las trabajadoras estaban contentas. «Saben que disponen de un ambiente propicio para desarrollar el proceso de lactancia o extracción de la leche materna», señaló.

En 2015 el Ministerio de Salud nacional reglamentó la ley 26.873, que promueve la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y la lactancia materna continuada de los seis meses a los dos años o más, así como la creación de estos espacios.

Daniela y Laura

Daniela Trucco y Laura Beccaría son dos empleadas de los Tribunales que además disfrutan de este nuevo espacio por considerarlo «ideal y apto» para realizar de una manera confortable la extracción de su leche materna para alimentar a sus hijos.

Daniela es mamá de Sara, de 3 años y Pedro, de 9 meses. En este caso, reconoció que lo que hoy vive con la alimentación con leche materna de su hijo Pedro «cambió mucho» a lo que ocurría cuando su hija Sara estaba transitando por esa etapa.

«Con Sara yo me había armado un rinconcito con una silla donde había colocado algunas cositas para estar tranquila y cerraba la puerta. De todas maneras, era un lugar de paso y en cualquier momento tocaban a la puerta y venían a calentar agua. Eso ocurría porque era un lugar que no estaba adaptado para la extracción de leche«, contó a La Voz de San Justo.

Además, la trabajadora explicó que «con esta sala se normalizó el amamantamiento» y eso «es algo que nos deja muy tranquilos cuando venimos a trabajar para que nuestros hijos no corten la lactancia».

Por su parte, Laura, que es mamá de Amadeo, de 9 meses, también celebró la posibilidad de contar con este espacio acondicionado para la óptima extracción de la leche materna.

«Esta es mi primera experiencia con la lactancia y en mi caso trato que la leche materna sea la única vía por la que mi hijo consuma leche. El hecho de cumplir un horario laboral hace que este proceso se vea interrumpido salvo que contemos con este tipo de espacios donde podemos extraer la leche y dejarla para el día siguiente para que él, durante la mañana, tenga su alimento».