Gisela Gómez es docente del IPET Nº 85 República de la India, en Estación General Paz, Córdoba

Una de ellas es cordobesa. El Global Teacher Prize, premio creado para reconocer “el sobresaliente aporte a la profesión del docente más destacado del año y para subrayar la importancia de su rol en la sociedad”, reparte como premio un millón de dólares al ganador.

Dos docentes argentinas, una de Córdoba y otra de la ciudad de La Plata, fueron seleccionadas entre los mejores 50 maestros del mundo, como finalistas del Global Teacher Prize, un premio que recibe más de 8.000 postulaciones de 121 países de todo el mundo.

En su séptima edición, el Global Teacher Prize, el premio que fue creado para reconocer “el sobresaliente aporte a la profesión del docente más destacado del año y para subrayar la importancia de su rol en la sociedad”, reparte como premio un millón de dólares al ganador, precisaron desde Fundación Varkey, organizadora del galardón.

“Al dar a conocer miles de historias de héroes cotidianos que transforman la vida de los jóvenes, este premio tiene como objetivo destacar la ejemplar tarea de millones de educadores en todo el mundo”, añadieron.

El reconocimiento que cada año entrega la Fundación Varkey en colaboración con la Unesco, tiene como finalistas a Gisela Gómez, quien trabaja en el Instituto Provincial de Educación Técnica Nº 85 República de la India, en Estación General Paz, Córdoba, por su ayuda al desarrollo de proyectos científicos innovadores para resolver los problemas de la comunidad.

En declaraciones a eldoce.tv, la docente destacó la importancia de ver la docencia desde el punto de vista social. En ese marco, realizaron un proyecto institucional, relevando los tanques de agua domiciliarios en Estación General Paz, para determinar la presencia de la bacteria esquericchia colli, causante de un importante número de enfermedades. A partir de allí realizaron una campaña de concientización y sanitización para poder revertir esta problemática. El trabajo tuvo un gran impacto social.

Actualmente se encuentran trabajando en el área de alimentos, proyectando la producción de  productos alimenticios innovadores, como bombones ricos en proteínas, vitamina C, vitamina E, y alimentos fermentados, comentó Gisela. 

Respecto al premio, si resulta ganadora, manifestó que quisiera destinar una parte a mejorar las condiciones edilicias de la escuela en la que trabaja, para tener un edificio que tenga todos los entornos formativos necesarios para la educación técnica. 

La otra docente seleccionada es Ana María Stelman, que da clases en la primaria N°7 del barrio Hipódromo de La Plata a niñas y niños de una zona muy vulnerable «y a través de la empatía, la escucha y la comprensión, desarrolla proyectos y trata de implicar a sus familias en la educación de sus hijos», indicó el comunicado de la Fundación.

Por otro lado, en esta edición por primera vez se entregará un premio a alumnos destacados y en esa lista también hay dos argentinos, entre los 50 finalistas.

Se trata de Lisandro Acuña, del Colegio ORT de la Ciudad de Buenos Aires, y Mario Sánchez, de la Escuela de Comercio 5005 Juan XXIII de Salta.

El Chegg.org Global Student Prize 2021 entregará 100 mil dólares al primer puesto.

“Al dar a conocer miles de historias de héroes cotidianos que transforman la vida de los jóvenes, este premio tiene como objetivo destacar la ejemplar tarea de millones de educadores en todo el mundo”, destacó Sunny Varkey, fundador de Fundación Varke.

«Felicitaciones a Gisela, Ana María, Lisandro y Mario por haber llegado a los 50 finalistas, sus historias ponen claramente de manifiesto la importancia de la educación para hacer frente a los grandes retos que tenemos por delante, desde el cambio climático hasta la creciente desigualdad y las pandemias mundiales”, dijo Sunny Varkey, fundador de Fundación Varkey sobre los seleccionados argentinos.

Por su parte, Agustín Porres, director Regional para Latinoamérica de la Fundación , expresó que «de uno y otro, estudiantes y docentes, sus historias nos repiten que la educación es la solución, que la educación es la herramienta de transformación más poderosa».

Global Teacher Prize y el Global Student Prize recogerán historias inspiradoras de ambas caras de la educación y destacarán el gran trabajo que hacen los maestros al preparar a los jóvenes para el futuro y las promesas que los estudiantes están mostrando en su aprendizaje, de acuerdo a los organizadores.

En octubre próximo se anunciarán los diez finalistas de ambas categorías y los ganadores se conocerán en una ceremonia de entrega de premios en París en noviembre de 2021.