Los sectores más críticos siguen siendo las zonas rurales de San José de la Dormida y Caminiaga, en el Departamento Tulumba

En su último reporte, el Ministerio de Seguridad de la provincia informó que los sectores más críticos siguen siendo las zonas rurales de San José de la Dormida y Caminiaga, Departamento Tulumba, donde existe una pista privada para coordinar el trabajo de los aviones hidrantes.

Unos 370 bomberos con recursos materiales de distintos cuarteles de la provincia, un helicóptero vigía y 4 aviones hidrantes; dos provinciales y dos nacionales, le dan batalla a los incendios en el norte cordobés desde el viernes pasado.  

La zona caliente  

En su último reporte, el Ministerio de Seguridad de la provincia informó que los sectores más críticos siguen siendo las zonas rurales de San José de la Dormida y Caminiaga, Departamento Tulumba, donde existe una pista privada para coordinar el trabajo de los aviones hidrantes. En la jurisdicción de San Pedro Norte y Alto Verde el fuego fue controlado y hay guardia de cenizas, aunque los dos poblados están sin energía eléctrica por el daño que sufrieron los postes de energía, según informó el intendente Adrían Garay en un comunicado.  

Dos víctimas fatales 

El avance del fuego no tan solo se está llevando miles de hectáreas, sino que además dos personas murieron al quedar atrapadas en los incendios.  El primer fallecimiento (22) ocurrió este sábado en una zona del Departamento Tulumba, mientras que el segundo (48) en el Departamento Río Seco. 

Partido suspendido  

Por esta situación y debido a las recomendaciones de las autoridades de policiales de no circular por las zonas de los incendios, el club Estudiantes de Quillovil (Río Seco) se vio obligado a suspender el encuentro programado en el que tenía que enfrentar a Sportivo de San Pedro Norte, por la tercera fecha de la Liga Ischilín de Fútbol.  

Otro frente abierto  

Este domingo también se declaró un nuevo foco en Guasapampa, entre Estancia La Guadalupe y Ciénaga del Coro, del Valle de Traslasierra, donde trabajan nueve cuarteles, personal del ETAC, Plan de Manejo del Fuego y Protección Civil y un medio aéreo del Gobierno de la Provincia.  

Fuente: José Toledo – Mirá el Norte