En qué consiste el proyecto que impulsa Sergio Massa, que ingresó a Diputados este jueves. Punto por punto, cómo busca el Gobierno hacer la reconversión.

El Gobierno presentó el proyecto de ley que busca transformar los planes sociales en puestos de trabajo en el mercado formal. La iniciativa, impulsada por Sergio Massa, crea el programa «Un puente al empleo», y contempla que por 12 meses se podrá conservar el subsidio estatal de forma complementaria al sueldo.

El proyecto había sido anunciado esta semana por Massa, y pretende avanzar de forma gradual en la reconversión de los planes sociales «en trabajo genuino y de calidad«.

El objetivo es vincular a pymes con organizaciones sociales. Según se desprende del proyecto, el subsidio se transformará en un ingreso formal y las personas que lo cobren tendrán, además, acceso a la obra social, aportes jubilatorio y ART.

El plan para transformar planes en empleo formal

  • El Programa “Un puente al empleo” tiene como objetivo principal «transformar, de manera gradual y con un criterio federal, a los planes, programas sociales y prestaciones de la seguridad social en trabajo formal de calidad».
  • Por 12 meses, el trabajador o la trabajadora podrá mantener el plan social como complemento del salario. 
  • El trabajador o la trabajadora va a acceder a obra social y ART.
  • Contempla que el trabajador o la trabajadora que participe del programa debe capacitarse y completar cursos de formación.

De acuerdo con el proyecto, también podrán acceder al programa los trabajadores de cooperativas municipales y de organizaciones sociales.

La iniciativa busca “consolidar y dar sostenibilidad a esta tendencia positiva en la generación de empleo dando previsibilidad a los y las trabajadores y a los distintos sectores de la economía”, orientando sus beneficios en brindar alivio económico a las Mipymes que generen empleo.

“Un puente al empleo” se centra en dos beneficios principales: por un lado, propone la reducción de hasta el 100 por ciento de las contribuciones patronales para las nuevas relaciones laborales por hasta 24 meses por cada empleado, considerando como tope máximo la suma equivalente a dos salarios mínimos por cada uno y con una nómina tope incremental de 5 a 20 empleados.

De manera complementaria, se promueve un esquema de protección y regularización de situaciones laborales precarias, para que las MiPyMES puedan regularizar relaciones laborales vigentes e iniciadas con anterioridad a la ley.