Fue filmado abusando de un niño de 12 años y tras pocos dias de detención en la carcel de Bower, la Justicia ordenó su liberación. Argumentan que no comprende sus actos. Ahora se instaló en un pueblo vecino. El intendente de Jovita dijo que «la comunidad está conmocionada».

Los poco mas de 5 mil habitantes de la localidad de Jovita, en el Departamento General Roca, al sur de la provincia de Córdoba no salen de su asombro e indignación luego que la Justicia dispusiera la libertad de un hombre de 30 años, tras 20 días de haber sido detenido por el abuso sexual de un niño en un episodio que fue filmado por terceros.

La resolución judicial causó profunda indignación en la localidad y si bien por estos días el agresor se radicó en una población de esa misma zona, el malestar se origina porque el sujeto, de 30 años, cuenta con otros antecedentes de ciberdelito y abusos.

El intendente de Jovita, Javier Riberi, expresó su malestar en diálogo con la emisora cordobesa Cadena 3. «Soy respetuoso de la Justicia, pero no coincido con esta decisión», expresó.

Y agregó más adelante: «La sociedad se enoja porque hay cosas que son del sentido común, pero parece que los que cometen los delitos andan sueltos. Temo que pueda llegar a pasar algo».

«No me voy a hacer cargo de lo que pase, ni yo como intendente ni la Policía podemos hacer nada: eso va a la Justicia y ahí no tenemos ninguna jurisdicción», expresó Riberi quien manifestó su deseo de acompañar a la familia de la víctima, pero indicó que «el temor de la gente es que ande suelto«. 

El intendente Riberi también brindó declaraciones a Telediario Digital

Para la Justicia es inimputable

La Justicia de Córdoba declaró como inimputable al hombre de 30 años que estaba detenido tras haber sido filmado mientras abusaba de un menor de edad en la localidad de Jovita. La decisión causó gran repudio e indignación en las autoridades locales y en los vecinos. 

El acusado fue aprehendido el pasado 7 de octubre en la localidad del sur provincial y luego trasladado a la cárcel de Bouwer, en Córdoba Capital. Según indicaron en aquel momento, el hombre cuenta con otros antecedentes de ciberdelito y abusos.

Más allá de estos aberrantes hechos, el sujeto debió ser liberado porque “la pericia interdisciplinaria realizada en Tribunales 2 al detenido, determinó que no pudo comprender valorativamente la criminalidad del acto ni dirigir sus acciones de manera autodeterminada, debido a la escasa inhibición de sus impulsos como consecuencia de su discapacidad intelectual”.

En diálogo con La Voz, el fiscal Marcelo Saragusti indicó que «se trata de una persona inimputable. Pedimos la posibilidad de internación y nos respondieron que no reúne criterios de internación, por lo que quedó en libertad».

Ante una situación de violencia o abuso sexual infantil no dudes en llamar y denunciar al 0800-222-1717