En plan 2023, el alcalde porteño volvió a esta provincia para apuntalar la intención de JxC de birlarle una banca al schiarettismo en la Cámara baja.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, llegó ayer a Córdoba como parte de una nueva gira política nacional para apuntalar su proyección presidencial y respaldar a los candidatos de Juntos por el Cambio (JxC) al Senado, Luis Juez, y a Diputados, Rodrigo De Loredo. En su paso por la capital provincial, apuntaló la intención de aumentar el triunfo obtenido en las PASO y sumar una sexta banca para la coalición a las cinco que podría retener en caso de repetir el resultado del 12 de septiembre.

“Con un diputado más en Córdoba podemos inclinar la balanza”, aseguró con tono optimista Larreta, en sintonía con la estrategia electoral provincial, que busca arrebatarle un escaño de los tres que defiende el oficialismo provincial de Hacemos por Córdoba.

“Los que quieran decirle basta al kirchnerismo tienen que votar a Juntos por el Cambio”, dijo Rodríguez Larreta y adelantó que la disputa electoral está “prácticamente empatada”. “Con unos pocos votos podemos sumar un diputado para que no insistan con la reforma judicial o con los superpoderes”, declaró y llamó a votar a la coalición opositora “para ponerles un freno, pero también para proponer”. 

Durante su travesía, que incluyó una visita a un frigorífico, una recorrida por la peatonal y el centro para conversar con comerciantes y un encuentro con jóvenes, Rodríguez Larreta estuvo acompañado por senador nacional Martín Lousteau; el presidente de la Coalición Cívica y diputado nacional, Maximiliano Ferraro; el exministro de Hacienda Hernán Lacunza y el diputado nacional Emiliano Yacobitti.

En conferencia de prensa, el alcalde analizó la actualidad nacional y los distintos tópicos que han marcado la agenda en los últimos días. Sostuvo que el “gobierno volvió a ratificar que no se hace cargo de la seguridad” -con relación al conflicto mapuche en Río Negro- y agregó que el presidente Alberto Fernández tampoco logra “bajar la inflación”. “Vienen ahora con el control de precios, cosa que nunca funcionó en la Argentina. Estamos tropezando otra vez con la misma piedra”, sostuvo.

Por otro lado, ponderó la importancia del diálogo político ya que “para el nivel de transformaciones que requiere la Argentina se necesita un acuerdo más amplio”. De todas maneras, volvió a criticar la convocatoria hecha por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, ya que no fue hecha por las herramientas institucionales pertinentes. “Siempre voy a buscar el consenso, pero dialoguismo no es ser concesivo. A nosotros nos hicieron cerrar la educación y yo dije que no. Me planté y fui a la Corte, que nos terminó dando la razón, y este año todos los días los chicos tuvieron clases en la Ciudad de Buenos Aires”, agregó.

Por su parte, Lousteau consideró que la oposición tiene “el enorme desafío de equilibrar el poder” y que para ello será necesario “sacarle el cuórum propio al kirchnerismo en el Senado”, tarea que “empieza por un gran triunfo en Córdoba, que nos dará dos senadores”. 

La gira del alcalde porteño continuará en los estos días con visitas a Santa Fe, Rosario y Entre Ríos.

Fuente: Letra P