Junto a los candidatos Caserio y Gill el jefe de Gabinete busca mejorar la mala elección del Frente de Todos.

Metido de lleno en la campaña, Manzur parece dispuesto a ponerle el cuerpo a una de las peleas más bravas que tiene el peronismo. Las primarias en Córdoba entregaron una foto desoladora para el Frente de Todos que quedó en un lejano tercer puesto, en una de las peores elecciones de su historia.

La debacle fue aprovechada al máximo por el gobernador Juan Schiaretti que quiere liquidar de una vez la disputa con el kirchnerismo cordobés y empezó a tironearle los intendentes que con esfuerzo habían sumado Martín Gill y Carlos Caserio.

Por eso, Manzur los convocó para este miércoles al CCK donde los recibirá junto al secretario de Obras Públicas y el senador nacional, que encabezan las listas del Frente de Todos en Córdoba.

La información oficial de la Jefatura de Gabinete promete la presencia de «más de 150 intendentes, jefes comunales y concejales cordobeses«, para ponerlos al tanto del desarrollo de obras del gobierno nacional en la provincia y «abrir instancias de diálogo directo para la recepción de pedidos de obras». Más claro imposible.

Fuente y foto: LPO