Sucedió en Santa María de Punilla. Sus padres concurrieron a la comisaría desesperados y sin saber que hacer. Los agentes actuaron rápidamente y lograron estabilizarlo.

Una situación que pudo haber terminado en tragedia tuvo un final feliz en la tarde del pasado miércoles 17 de noviembre de 2021, cuando una pareja de jóvenes acudió desesperada a la comisaría de Santa María de Punilla con su bebé de cinco meses quien se estaba ahogando y no sabian que hacer para ayudarlo.

Todo indica que el accidente ocurrió por un trozo de banana que el bebé no pudo tragar, provocando un fuerte ahogo. Los padres del menor intentaron asistir al niño en su casa y sin poder sacarlo de la angustiante situación, se dirigieron desesperados hacia la policía lugareña.

Allí, los agentes que se encontraban presentes le realizaron la maniobra de Heimilich y lograron estabilizar al bebe. De todas maneras el bebé fue trasladado al hospital Domingo Funes para que puedan revisarlo con mayor minuciosidad.

¿Qué es la Maniobra de Heimlich?

Flyer educativo (Hospital Privado de Córdoba)

La Maniobra de Heimlich, también llamada Compresión Abdominal, es un procedimiento de primeros auxilios para desobstruir el conducto respiratorio,  bloqueado por un trozo de alimento o cualquier otro objeto pequeño. Es una técnica efectiva para salvar vidas en caso de asfixia por atragantamiento.

La asfixia impide que el oxígeno llegue a los pulmones y desde allí al resto de los órganos. Si el cerebro permanece sin oxígeno durante más de cuatro minutos, puede ocurrir algún daño cerebral o incluso la muerte.

En la actualidad, se recomienda que la maniobra de Heimlich debe utilizarse sólo en caso de una obstrucción grave de la vía aérea, en la cual la persona ya no puede hacer ningún ruido. 
Mientras que en una persona con una obstrucción leve, en la cual todavía puede toser, no se deben obstaculizar sus intentos por expulsar el objeto por sí sola. En casos de embarazadas, personas obesas o muy grandes, la técnica debe modificarse por compresiones torácicas, siguiendo la misma dinámica que las compresiones abdominales. Los golpes en la espalda pueden agravar la obstrucción, debido a la fuerza gravitacional, convirtiendo una obstrucción leve en una grave.