Tipo de busqueda

Darío Gigena Parker: «podemos predecir que va a haber un aumento en el consumo de alcohol y drogas como fenómeno pospandémico»

Darío Gigena Parker: «podemos predecir que va a haber un aumento en el consumo de alcohol y drogas como fenómeno pospandémico»

En una entrevista exclusíva, el secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones de Córdoba nos brinda un panorama de la situación actual en la provincia y los planes para ampliar la cobertura de las Comunidades Terapéuticas, los Centros Preventivos y Asistenciales de la Red de Asistencia de las Adicciones de Córdoba (RAAC).

La pandemia de COVID-19 y su impacto social y económico han provocado ansiedad generalizada, depresión y otras reacciones psicológicas adversas que pueden aumentar el comportamiento adictivo, incluido el abuso de sustancias y las adicciones conductuales.

Para dialogar sobre este y otros temas relacionados al abuso de sustancias perniciosas para la salud de la población y las respuestas que desde el Estado provincial se vienen llevando adelante, desde Diario Alternativo Córdoba dialogamos con el secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones de Córdoba, Darío Gigena Parker.

• ¿Cómo es la situación hoy en nuestra provincia con respecto a las adicciones de drogas y alcohol?

Desde la Secretaría contamos con las consultas realizadas en los centros de la RAAC y el Centro Asistencial Córdoba (CAs) y hemos notado que en el último mes hubo una reducción cercana al 40% en las prestaciones y de un 33% en el número de pacientes. Y en torno a la asistencia se registró para el mismo período una caída del 20%, aproximadamente. Eso sucede en el marco de lo que es el verano y se profundiza con la ola de calor. Lo climático tiene mucha influencia, al igual que la situación sanitaria, relacionada a los contagios por Covid-19; cuando se incrementan los contagios la gente tiende a faltar, aun cuando tenemos tratamientos virtuales. De todos modos, la atención nunca cesó y sólo en Córdoba Capital se asistió a 1.013 pacientes.   

• ¿A qué edad detectan que comienza el consumo de alcohol y estupefacientes?

No tenemos ese dato. Pero en general, el inicio en el consumo de alcohol es alrededor de los 14 años, el consumo de marihuana ronda los 16 años y el de cocaína, generalmente, se da después de los 21 años.

• ¿Es un consumo ocasional? ¿Diario? ¿O de fin de semana?

Varía. Pero en general, el consumo diario está vinculado a la problemática del alcohol. Siempre hablamos de personas que consultan a los centros de atención, ¿no? Hay muchas personas con consumo abusivo y pernicioso que no se acercan a los centros, hasta que tienen una dependencia. En el caso de la marihuana también el perfil de quien consulta es de consumo frecuente. Sin embargo, cuando el tema del alcohol o el de la marihuana coexiste con el de la cocaína suele ser más intermitente. Incluso cuando el consumo de cocaína es diario, generalmente hay momentos de abstinencia, pero eso no significa que no tenga dependencia. Y generalmente, el consumo durante el fin de semana se incrementa en todas las drogas. Salvo el alcohol durante el tiempo de mayores restricciones por la pandemia, que se pudo ver que la gente lo consumía durante la semana y disminuía un poco su consumo de los fines de semana.    

• El fenómeno de “la previa” que es relativamente nuevo ¿es propio de nuestro país o una costumbre extendida en otros lugares?

El fenómeno de la previa varía según los países, incluso las regiones, pero es un fenómeno vinculado a dos cuestiones esenciales: primero es el aumento de la concientización de la preocupación de los padres o referentes de crianza de los riesgos a los que están expuestos sus hijos e hijas en el espacio público, donde suele haber accidentes, situaciones de vulnerabilidad, violencia, etc. Pero por otro lado existe el cambio en los horarios del funcionamiento de los lugares en donde los jóvenes tienen recreación nocturna, que tienden a abrir más tarde. De ahí surge la famosa previa. Muchas veces la previa termina en la previa, es una fiesta en sí y no van a ningún lado, pero le denominan así porque es en la casa de alguno de los jóvenes, donde está el factor familiar que ante la disyuntiva de elegir entre los riesgos que ellos anticipan de consumo de alcohol en la vía pública o dentro de una casa bajo el cuidado de una familia, eligen una casa. Pero la investigación nos dice que el consumo permitido por la familia, no disminuye el riesgo de que esa o ese joven consuma fuera de su hogar, más bien indica lo contrario; la permisividad del consumo de alcohol por parte de los familiares, incrementa el consumo en todos lados. También hay que tener en cuenta que un elemento que es crucial y beneficioso para disminuir el consumo de alcohol y es el alto costo que tienen las bebidas dentro de los boliches. Razón por la cual, los jóvenes consumen fuera de las discotecas, en sus casas donde el precio decae.  

• La respuesta desde el Estado ¿debe ser preventiva, asistencial o mixta?

El Estado tiene que tener una respuesta mixta. La propuesta de la Red de Asistencia de las Adicciones de Córdoba (RAAC) tiene que ver con un continuum, desde las acciones preventivas en todas sus modalidades no sólo promoción de la salud, sino también todos los tipos de prevención, las intervenciones de bajo umbral y la detención precoz, que implican acciones de prevención, por ejemplo el Programa de Prevención Territorial (PPT) que tiene la Secretaría en los barrios, tiene esa modalidad en la que se ofrecen talleres deportivos y culturales, con una conexión permanente y profunda con los referentes de ese sector para llegar a las poblaciones que lo están requiriendo.

Por otro lado actualmente estamos llevando adelante la campaña #VeranoRePiola en los distintos puntos de la provincia y en la Capital que incentiva a la población a disfrutar la temporada de una manera saludable.

Como se sabe la consulta o demanda de tratamiento de ayuda suele ser generalmente tardía, por eso hay que llegar antes, trabajando con familiares y referentes y creando actividades que puedan generar atracción y de esa manera establecer un vínculo de confianza donde se pueda establecer un primer contacto o mayor acceso al sistema de salud en el tratamiento de las adicciones. Por otro lado, intervenciones de mayor complejidad que también incluyen la prevención por ejemplo de recaídas o la reinserción social luego de la intervención en una comunidad terapéutica una internación de rehabilitación va a requerir el enlace por ejemplo con los grupos de ayuda mutua de la comunidad, como por ejemplo Narcóticos Anónimos y otros para generar una contención afuera, a largo plazo y la prevención de recaídas. Por lo tanto, toda esa diversidad de gama de intervenciones es necesaria para un sistema de la mayor calidad posible y eficiencia y que cubra la necesidad de las personas que lo necesiten.

TE PUEDE INTERESAR: Gigena Parker recorrió el Centro Preventivo Adelia María

• ¿Como influyo la pandemia en el consumo de sustancias problemáticas?

Aunque aún no tenemos datos fehacientes del impacto definitivo de la pandemia porque aún está en curso, sí disponemos de información que tienen variabilidad según el estado de restricción dentro de las distintas olas de la pandemia. Por ejemplo, en la etapa más estricta del inicio de la pandemia, se observó una disminución del consumo de las drogas ilegales y un aumento del consumo de las drogas legales, salvo los jóvenes que no contaban con los espacios de recreación nocturnos masivos habilitados, pese a las fiestas clandestinas que han sido infinitamente menores a los espacios que los jóvenes tienen hoy y que son la oportunidad para consumir alcohol por excelencia. Es raro que los jóvenes consuman alcohol solos en sus casas, cosa que la población adulta sí hace y esta situación cambió la agenda del consumo de alcohol y los lunes, martes y miércoles que eran días libres de consumo de alcohol la población en la cuarentena estricta empezó a consumir y bajó los niveles de consumo el fin de semana.

También podemos predecir que va a haber un aumento en el consumo de alcohol en la población joven y el consumo de drogas, en general de toda la población, como fenómeno pospandémico o entre medio de olas luego de la reducción de las restricciones. Como otros problemas de salud mental predecibles luego de las pandemias, ya sea por el impacto emocional que como ya sabemos el consumo de alcohol o de drogas pueden funcionar como un atenuante o un escape a esos sentimientos o a esas secuelas emocionales y las consecuencias sociales que también están involucradas que tienen evidencia de un impacto significativo, como así también este fenómeno pospandémico vinculado a los excesos, o desbordes luego de la limitación de estímulos que ha tenido la población durante las restricciones, estamos viendo que se llenan los recitales, los espectáculos y la gente en las calles y también el consumo de sustancias que suele estar relacionado a eso.       

• ¿Cuales son los planes en relación a las redes y a las comunidades terapéuticas públicas que su Secretaría viene llevando adelante y que otras acciones se están adoptando?

Es importante destacar que hay dos comunidades terapéuticas públicas que tienen alrededor de tres años (una, poco más de dos y medio y, otra, tres), una en Santa María de Punilla y otra en San Francisco. Lo que hemos notado es que, a pesar de las dificultades vinculadas a los contagios de coronavirus, estos han sido bastante limitados dentro de las comunidades por lo que no han sido restringidas las admisiones o el acceso a las mismas. Hubo algunos cambios, pero se mantuvo el número de pacientes internados en proceso de tratamiento por rehabilitación. Debido a esos buenos resultados, que mereció la visita de las comisiones de Salud y Adicciones de la Legislatura de Córdoba, para que los legisladores puedan verificar de primera mano el trabajo que allí se realiza y que nunca se implementó en Córdoba hasta el desembarco de estos dispositivos por primera vez, complementando con otros elementos claves para que el tratamiento en la Comunidad Terapéutica pueda dar resultado y es el seguimiento posterior ya sea los indicadores de las familias que continúa en tratamiento mientras el paciente está internado en el centro de referencia de la RAAC local, que es un gran desafío porque creen que el problema es sólo de la persona que consume. Además, tenemos previsto que se inaugure una nueva comunidad terapéutica, como fue anunciado por el ministro de Salud en el Pre Congreso RAAC y el martes 18 de enero por el gobernador Juan Schiaretti, que funcionará en donde estaba ubicado el viejo hospital de Río Tercero, edificio que será reformado para ser un centro de rehabilitación de alta complejidad de las adicciones, como así también hay planes para otros dos centros más en Córdoba Capital y en Villa María, con el objetivo de ampliar la red de comunidades terapéuticas públicas en la provincia en articulación con los programas de prevención territoriales (PPT), que son los que llamamos de bajo umbral, que tiene que ver con el trabajo en los barrios y por supuesto, los tratamientos ambulatorio que sería el segundo nivel de la Red de Asistencia de las Adicciones de Córdoba (RAAC), que brindan atención multicomponente en su segundo nivel (terapia individual, terapia grupal, talleres, asesoramiento a los familiares, monitoreo toxicológico y control de psiquiatría, entre otras prestaciones). El gran desafío, siempre es incrementar el acceso a los tratamientos de calidad y gratuitos que ofrece la Secretaría en todos sus niveles (Comunidades Terapéuticas, Centros Preventivos y Asistenciales de la RAAC) y el PPT a las personas que así lo necesiten. Y no nos olvidamos de la importancia que tiene la formación para nosotros, por eso este año, además de los cursos que ofrecemos, volveremos a llevar adelante el Congreso RAAC.

Como contactarse:

Si vos, algún amigo o familiar necesita ayuda ante la problematica de las adicciones podes hacerlo a través del sitio web de la Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones, del Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba en el siguiente link.

Para contactarte con el Centro Asistencial Córdoba podes sacar turno mediante whatsapp al N° 351-3810583 o comunicarte al 4291300 / Interno 312.

Etiquetas::