CARGANDO

Tipo de busqueda

Dos ciudades cordobesas que apuestan por la Economía del Conocimiento

Río Segundo y General Deheza fueron seleccionadas, junto a otras 12 localidades de distintos puntos del país, para formar parte del programa Ciudades del Conocimiento de la Red de Innovación Local (RIL). Los intendentes Darío Chesta y Franco Morra participaron del lanzamiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El pasado martes se llevó a cabo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el evento de lanzamiento del programa Ciudades del Conocimiento que es impulsado por la asociación civil Red de Innovación Local (RIL) y del que forman parte 14 ciudades de distintas regiones de Argentina que, con el apoyo y acompañamiento del sector privado, buscan fortalecer y potenciar sus ecosistemas locales para capitalizar las oportunidades de desarrollo de la economía del conocimiento.

El evento tuvo lugar en la sede de uno de los espónsor del programa, el Banco Santander, y contó con la presencia de intendentes y representantes de los 14 municipios, entre los que se contaron Darío Chesta de Río Segundo y Franco Morra de General Deheza.

La bienvenida y detalles del programa estuvieron a cargo de la directora ejecutiva de RIL, Defina Irazusta, y de la coordinadora del Programa, Camila Alanis; en tanto cada uno de los aliados estuvo representado para brindar precisiones sobre los aportes que realizarán a lo largo del programa.

Enrique Cristofani, presidente de Santander Argentina, remarcó la importancia de la agenda educativa en los municipios además del foco en las grandes oportunidades que hoy la industria promueve.

En tanto, Blas Briceño, director de Cessi Argentina, brindó detalles sobre el programa “Yo programo en mi Ciudad”, una iniciativa que promueve fortalecer aspectos educativos y profesionales para fortalecer el primer empleo.

Por su parte Luis Galeazzi, director ejecutivo de Argencon detalló las características de la plataforma mediante la que promueven trayectorias innovadoras de aprendizaje para un público general en sus distintos estadios de conocimiento técnico.

Además el emprendedor y tecnólogo Santiago Bilinkis brindó una charla motivacional en la que remarcó la importancia que tiene para las ciudades medianas y pequeñas el fomento de este tipo de iniciativas basadas en la educación de su gente para generar y retener talento como una gran ventaja competitiva en estos tiempos de revolución digital.

“El proceso de incorporación de la virtualidad en el trabajo y la educación es la llave para que las personas de sus pueblos y ciudades no tengan que emigrar” les dijo Santiago Bilinkis a los intendentes.

El programa

Ciudades del Conocimiento es una iniciativa que RIL diseñó para fortalecer los principales ejes que habiliten a las ciudades a potenciar sus ecosistemas locales para capitalizar las oportunidades de desarrollo de la economía del conocimiento. Habrá instancias grupales e individuales fortaleciendo sus estrategias basadas principalmente en cuatro ejes: conectividad, mundo del trabajo, educación y formación de talento, y comunicación y posicionamiento.

Profundizarán sus articulaciones con empresas y organizaciones del tercer sector, pioneras e inspiradoras en la temática, contarán con acompañamiento en oportunidades de acceso a financiamiento y diseñarán su estrategia local para fortalecer el ecosistema para la Economía del Conocimiento.

Tras un riguroso proceso de selección del que formaron parte 35  municipios, resultaron elegidos para formarte parte del programa que se extenderá hasta diciembre las ciudades de  Avellaneda, Santa Fe; Concordia, Entre Ríos; Crespo, Entre Ríos; Río Segundo, Córdoba; Gral. Deheza, Córdoba; Gral. Pico, La Pampa; Goya, Corrientes; Junín, Buenos Aires; Lobería, Buenos Aires; Olavarría, Buenos Aires; Rivadavia, Buenos Aires; San Juan Capital, San Juan; San Miguel, Buenos Aires y Tafí Viejo, Tucumán.

¿Que es y que beneficios trae la Economía del Conocimiento?

La Economía del Conocimiento es el conjunto de actividades económicas que requieren un intensivo aporte del conocimiento humano para generar valor y ofrecer a la sociedad nuevos productos y servicios, que pueden ser aprovechados por todas las ramas de la producción. Algunas de ellas son la industria del software, producción o postproducción audiovisual, biotecnología, servicios geológicos y de prospección, servicios relacionados con la electrónica y las comunicaciones, servicios profesionales, nanotecnología y nanociencia, industria aeroespacial y satelital o tecnologías espaciales.

Argentina, que es uno de los diez países con mayor potencial en este rubro, registró en 2021 ventas por más de USD 6.400 millones totalizando 454.000 empleos en el sector y se calcula que generará 215.000 puestos de trabajo de calidad, alcanzando los USD 15.000M de exportación en el 2030.

A nivel global, los países están trabajando intensamente para hacer crecer esta industria entendiendo que constituye el empleo del presente y el futuro y que involucra desarrollo sustentable, calidad, innovación y en ese sentido, nuestro país se inserta en esa senda, presentando ventajas muy competitivas: tiene talento, fuerza emprendedora, formación técnica y profesional.

Desde el año 2019 nuestro país cuenta con un Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento, que en 2020 fue ampliado a otros sectores, que permite a las empresas obtener importantes beneficios fiscales como un bono de crédito fiscal del 70% de las contribuciones patronales, reducción de la alícuota del Impuesto a las Ganancias y descargo en el impuesto a las ganancias local de los tributos equivalentes pagados en el país de destino. Además, en materia de estabilidad fiscal, no se podrá cobrar a las empresas más impuestos ni aumentar los porcentajes de los vigentes a partir la implementación de la normativa.

Las claves de la Ley de Economía del Conocimiento

  • Potencial impacto de la ley: ocupa hoy un gran número de empleos formales, de los cuales un porcentaje se dedica al mercado externo. La Ley propone crear nuevos puestos de trabajo formales, además de multiplicar las exportaciones en 2030. Esto sería un gran paso para impulsar la creación de empleo calificado y el surgimiento de empresas con oportunidades de desarrollo en todo el país. Además, también potenciaría la innovación propia del sector, así como la competitividad de aquellos más tradicionales.
  • Inclusión de más actividades: extiende y amplía el alcance, pasando del sector del software a todo el sector de la Economía del Conocimiento. Además, muchas de las actividades son transversales, por lo que también se complementan con sectores tradicionales de las economías regionales.
  • Promoción de un sector exportador clave: muchos países están aplicando políticas orientadas al desarrollo de estas actividades mediante distintos tipos de incentivos ya que son las que más crecen a escala global y muestran el mayor potencial para las próximas décadas. Hoy la Argentina es uno de los países con mayor potencial de exportaciones de economía del conocimiento, pero es indispensable trabajar para liderar la carrera de innovación global y evitar perder participación mundial.
  • Fomento a la Innovación: ya son más de 30 los polos y clusters de servicios en todo el país, pero el diferencial de talento y creatividad necesita medidas concretas de impulso y estabilidad. La Ley promueve la aplicación de mejoras continuas, inversiones en innovación y desarrollo, así como de capacitación constante.
  • Beneficios impositivos y fiscales: ofrece incentivos como: Mínimo no Imponible para los aportes y contribuciones sociales de la nómina; reducción de la alícuota del Impuesto a las Ganancias y descargo en el impuesto a las ganancias local de los tributos equivalentes pagados en el país de destino. Además, en materia de estabilidad fiscal, no se podrá cobrar a las empresas más impuestos ni aumentar los porcentajes de los vigentes a partir la implementación de la normativa. 
Etiquetas::