CARGANDO

Tipo de busqueda

Luis Juez pide definiciones concretas a la cúpula nacional de Juntos por el Cambio

Luis Juez pide definiciones concretas a la cúpula nacional de Juntos por el Cambio

El senador se muestra inquieto ante el acercamiento de algunos referentes de la UCR y el PRO con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. Quiere que los dirigentes nacionales expresen, sin medias tintas, el apoyo a su candidatura. Dice que no le teme a la competencia interna, aunque pedirá garantías “para que no se meta el peronismo”.

Ya estamos en abril y todos los espacios políticos de la provincia de Córdoba comienzan a acelerar la definición de sus candidaturas con miras a las elecciones que, se especula, se realizarían en la primera mitad del año próximo. Uno de los casos más concretos de esa ansiedad por lograr una definición tiene como protagonista por estos dias al senador nacional Luis Juez, el máximo aspirante a la gobernación de Juntos por el Cambio (JxC), quien se muestra inquieto ante el acercamiento de algunos referentes de la UCR y el PRO con el actual gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

Durante la semana pasada Juez, quien ya dijo que será candidato a gobernador «si o si» y que no admitirá palos en la rueda para lograr su objetivo, comenzó a exigir definiciones respecto a las candidaturas y al plan de acción de Juntos por el Cambio de cara a 2023.

TE PUEDE INTERESAR: Con la venia de Bullrich, Rodriguez Machado también se anota para 2023

Lo que lo inquieta son una serie de hechos concretos que comenzaron a calar hondo en la paciencia del ex intendente de Córdoba, que ahora pretende acelerar por certezas. En primer lugar, cómo varios dirigentes nacionales de JxC se reunieron con su rival indirecto pero principal, Juan Schiaretti, con la manifiesta invitación de algunos de ellos al gobernador cordobés para sumarse a la coalición, algo que claramente atentaría contra las esperanzas de Juez de gobernar la Provincia.

Por este motivo Juez se comunicó con la mayoría de los integrantes de la Mesa Nacional de JxC quienes trataron de tranquilizarlo, aunque no le expresaron su apoyo con todas las letras ni emitieron definiciones públicas al respecto. La única que lo había hecho cuando visitó Córdoba en febrero pasado fue Patricia Bullrich que en esa oportunidad expresó: “Nuestros candidatos son Luis (Juez) a la gobernación y Rodrigo (De Loredo) a la Intendencia de Córdoba. No podemos ir con un candidato propio como Gustavo Santos y perder en una PASO como les pasó al sector que jugó con Mauricio (Macri), (Mario) Negri y Santos. Hay que ser inteligentes y presentar una fórmula ganadora, si los que traccionan votos son Luis y Rodrigo, vamos con ellos. Se cumplió el ciclo del peronismo en Córdoba, Córdoba va a cambiar con Juntos”, señaló en esa oportunidad.

El lider del Frente Cívico cordobés cree ciegamente en el apoyo de Bullrich a su candidatura, pero desconfía de otros dirigentes como el ex presidente Mauricio Macri, confeso amigo de Schiaretti, y lo llenan de dudas los movimientos de lideres nacionales de la UCR como Gerado Morales o Facundo Manes, quienes en sus recientes visitas a Córdoba se reunieron con el lider cordobesista para tentarlo a dar el salto.

Por lo bajo, el líder del Frente Cívico amenaza a sus socios: “Sin mí, no ganan”. Y no habla sólo de Córdoba, sino a nivel nacional.

TE PUEDE INTERESAR: Capitanich estuvo en Córdoba y se reunió con el gobernador Schiaretti

Radicales que no quieren a Juez gobernador

Un tercer frente de amenaza a la candidatura de Juez se abre concretamente en la Unión Cívica Radical. Desde ese partido, reclaman que el candidato a gobernador sea radical, en consonancia con el discurso planteado a nivel nacional, donde la UCR pretende tomar el protagonismo en Juntos por el Cambio. Dentro de ese partido está su compañero de equipo, Rodrigo De Loredo, que mantiene un silencio prolongado desde la victoria y asunción en Diputados el año pasado, y que hace algunos días recorrió el departamento Tercero Arriba visitando a sus correligionarios.

Si bien la lógica indica que De Loredo iría por la intendencia de Córdoba, acompañando a Luis Juez (es la fórmula que mejor mide), desde el entorno del senador temen que la postura radical haga cambiar de planes al diputado, rompiendo el equipo para lograr un mayor beneficio personal (incluso podría ser intendente sin Luis Juez, en caso de que Juan Schiaretti decida no presentar un candidato de peso a nivel municipal). La falta de contundencia de los candidatos, y las discusiones por los cargos están a la orden del día en la coalición opositora que si logra ordenarse será imparable para el oficialismo. Pero que si permanece en el desorden y la desorientación, puede pagar muy caro la demora.

TE PUEDE INTERESAR: La cordobesa Myrian Prunotto es la nueva secretaria general del Foro Nacional de Intendentes Radicales

«Los radicales que dicen que no me quieren me tendrán que ganar la interna»

“Después de un cuarto de siglo hay un peronismo agotado. Después de dos dirigentes tan fuertes como (José Manuel) De la Sota y (Juan) Schiaretti, el resto no ofrece el nivel y el volumen de caudillismo que tenían aquellos, ni el nivel de convocatoria y masividad”, le dijo este fin de semana Luis Juez a Perfíl Córdoba. En ese sentido, de cara a las elecciones del 2023, destaca que “va a depender de los dirigentes de Juntos por el Cambio, que entendamos que a esta oportunidad no hay que dejarla pasar”.

¿Y el radicalismo cómo jugará? El senador no se hace cargo de que exista una mayoría de radicales que no lo quieran como su candidato, pero ante la consulta sobre esa eventualidad, y la posibilidad de presentarse representando a otra fuerza política,  sostiene: “Voy a hacer lo imposible para ser el candidato de Juntos por el Cambio porque somos la mejor opción y la muestra es que sacamos un millón cien mil votos hace cinco meses”.

“Tengo una excelente relación con la mayoría de los dirigentes del radicalismo y mantengo diálogo con todos. Y los radicales que dicen que no me quieren me tendrán que ganar la interna: no tengo problemas en ir a una interna, les sacamos veintiséis puntos de ventaja en la última elección”, afirma.

Y añade, para reforzar el concepto: “La interna de Juntos por el Cambio del año pasado fue la más feroz y en la que se ganó con mayor margen que en cualquier otro distrito de Argentina. Hay que buscar los mecanismos, las garantías de seguridad, la transparencia, evitar que el peronismo se nos meta. Si está eso, no tengo problemas”.

Etiquetas::

También te puede interesar