CARGANDO

Tipo de busqueda

La historia de Micki, el perro anciano que estuvo ocho meses perdido y se reencontró con su dueña

La historia de Micki, el perro anciano que estuvo ocho meses perdido y se reencontró con su dueña

El caso ocurrió en Huinca Renancó. La mascota tienen 18 años. Las redes, claves para el reencuentro.

La historia de Micki tuvo un final feliz: después de ocho meses de andar deambulando por la calle, finalmente se reencontró con sus dueños. Se trata de una mascota de 18 años, que posiblemente esté transitando el final de su vida.

Fueron muchos meses de angustia y de búsqueda, dijo Ana Villoco al diario Puntal. Un posteo en las redes fue clave para recuperarlo. Su hija Lara es la verdadera dueña, quien comparte la misma edad del perro, que fue un regalo de su abuelo ya fallecido.

La historia

Todo comenzó allá por fines de noviembre de 2021. La familia asegura que fueron días muy tristes sin su presencia y que entraron en pánico al ver que Micki ya no estaba. La mascota salió de su casa, asustada por una fuerte tormenta y quedó deambulando sin rumbo por las calles . Ana y Lara comenzaron a buscarlo por cielo y tierra, es así que al día siguiente publicaron decenas de fotos en las redes sociales y recorrieron gran parte de la ciudad para tratar de hallarlo, pero no lograban dar con él, explica Puntal.

Luego de una búsqueda que se extendió durante 7 meses, ya eran pocas las esperanzas de encontrarlo. Sin embargo, la buena noticia llegó de la mano de otra vecina de la localidad. Marga Guillén detectó al desamparado perrito vagando en las calles y lo tomó en guarda, pero al mismo tiempo publicó en redes sociales una foto del animal, que fue reconocido de inmediato por una familiar de la dueña.

El último viernes, Ana se comunicó con Marga y se dio el emocionante reencuentro en el que no faltaron las lágrimas de emoción.

“Fue un fin de semana muy emotivo, pudimos reencontrarnos con nuestra mascota después de muchos meses de búsqueda, habíamos hecho de todo para encontrarlo porque lo queremos mucho. Ese perrito es de mi hija, tiene 18 años y es muy especial, fue un regalo su abuelo que ya no está más con nosotros, con lo cual tenía un significado muy importante para ella y para todos”, dijo la mujer al medio local.

Cuenta que Micki es un perro muy casero que no frecuentaba las calles, pero la noche que se perdió hubo una fuerte tormenta. “Lo buscamos por todos lados y no apareció, por suerte siempre hay gente buena como Marga Guillén, quien tuvo su corazón abierto para recibir a nuestro perrito y lo cuidó muy bien. Le agradezco enormemente el gesto porque todo este tiempo lo alojó como una mascota más”, señala.

Coincidencias

Según relata, esta historia tiene increíbles sincronías. “Mi hermana vio la foto en las redes y me llamó, me dijo que podía ser nuestro perrito, que tenía las mismas características. Fue cuando la contacté a Marga, quien no tuvo inconvenientes en que fuéramos a verlo y resultó ser él, salió todo muy bien. Al perro le pusieron Boby y da la casualidad que mi hija lo llamaba así a su abuelo. Una linda coincidencia”, dice sonriendo Ana y deja claro que Marga podrá visitar cuando quiera a la mascota con quien desarrolló un cariño muy especial.

El momento del reencuentro fue asombroso, Micki o Boby -como fue renombrado durante la guarda-, está en la etapa final de su vida, pero esto no le impidió recobrar fuerzas al ver a sus dueñas y más aún cuando regresó a casa. “Es como que fue recuperando la memoria de a poco y ya está con nosotros. No lo podemos creer”, dice Ana aún conmocionada por la fortuna de haber recuperado a su perro y feliz de que el mal momento haya sido superado.

Etiquetas::