Tipo de busqueda

Massa llega a Córdoba con agenda transversal y guiños al cordobesismo

Massa llega a Córdoba con agenda transversal y guiños al cordobesismo

El candidato a presidente estará en Río Cuarto y James Craick con temas de gestión y cerrará con un acto político en la Capital. Habrá foto con intendentes y legisladores de distintos partidos y anuncios que hace tiempo reclaman Schiaretti y Llaryora. Aunque no se confirmó, tambien podría visitar Río Tercero donde gobierna el radical Ferrer.

Rumbo al ballotage del 19 de noviembre, Sergio Massa prepara su primer desembarco a Córdoba en el marco del comienzo oficial de su campaña. La mirada está puesta en ampliar el espectro de apoyos conseguidos hasta ahora en la región centro del país, un territorio que considera clave para asegurar su llegada a la Casa Rosada.

Con una agenda que mixtura gestión, rosca y campaña, los equipos del ministro-candidato confeccionan una hoja de ruta que abarcaría las ciudades de Río Cuarto, James Craik y un acto en la Capital provincial. En lo que podría representar el gesto político más rupturista de la gira, el exponente de Unión por la Patria también podría visitar Río Tercero, tierra del radical de Evolución, Marcos Ferrer.

Córdoba alberga un total de 3.065.088 electores habilitados para sufragar, más del 8% del total país.

En las elecciones generales fue la provincia donde menor porcentaje de votos consiguió la lista de Sergio Massa con un total de 13,42% mientras que el candidato de La Libertad Avanza logro imponerse sobre el oficialismo provincial con un 33,54% frente al 29,01 de Schiaretti, esta porción de electores es la clave sobre la que trabaja el massismo con el peronismo local. 

Por otro lado y no menos importante hay que decir que Juntos hizo su peor elección histórica con un 22,62%. Esta composición de electores conserva una porción radical de altísima raigambre en la provincia, sobre ese bocado mediante dirigentes e intendentes del radicalismo en ebullición trabaja el equipo de Massa para conquistar electores.

A sabiendas de los tiempos cortos de la campaña, en Córdoba advierten que las actividades terminarán de confirmarse en las próximas horas, cuando los equipos que trabajan en el esquema nacional del massimo lleguen a la provincia para trazar el mapa definitivo. El ministro candidato buscaría firmar los convenios relacionados con la implementación de la tarjeta SUBE en las ciudades más grandes de la provincia, a la vez que se tramita un encuentro con cooperativas en James Craik.

La intención del massismo es sumar en ese conjunto de actividades un puñado de fotos representativas de dos de los ejes que la campaña busca imprimir a nivel nacional, y específicamente en Córdoba. Por un lado, el peso de la gestión por sobre las diferencias partidarias y, por otro, la transversalización del rearmado electoral que caracteriza a la segunda vuelta.

En ese aspecto, los esfuerzos nacionales buscan poner en valor los apoyos recibidos en las últimas semanas, entre los que se destacan un puñado de dirigentes cordobesistas que, en medio de un schiarettismo al borde del ataque de nervios, decidieron no esperar las posturas públicas de Juan Schiaretti y Martín Llaryora y confirmaron sus preferencias por Massa.

La relación de Sergio Massa con el electorado de la provincia de Córdoba y sus referentes políticos en el PJ está íntimamente ligado al ex gobernador Jose Manuel de La Sota con quien compartió la construcción del espacio alternativo al kirchnerismo, que en 2013 gano las parlamentarias en Buenos Aires y descoloco el gobierno de Cristina.

No por casualidad esta tarde desde las 19 hs encabezará un acto en el Club Juniors, histórica institución que contaba con la simpatía del ex gobernador.

Las fotos

La llegada de Massa a Córdoba este lunes se estructura en tres paradas estratégicas. La primera será en Río Cuarto, donde firmará convenios relacionados con la implementación de la tarjeta SUBE en los distritos más grandes de la provincia. El anfitrión será el intendente Juan Manuel Llamosas que, escudándose en la institucionalidad, le ofrecerá al ministro su primera foto de peso, pero nada más.

No será sólo Llamosas. En los equipos del oficialismo también esperan a los intendentes de Alta Gracia, el schiarettista Marcos Torres; el de San Francisco, el llaryorista Damián Benarte, aún de viaje en el exterior; y al de Villa María, el transversal Martín Gill que también estaba de viaje, pero regresó este sábado. Por el tamaño de su distrito, también se barajó en algún momento la presencia del radical de Río Tercero, Marcos Ferrer, pero está de vacaciones. Sin embargo, el gesto que en UP aguardan ansiosos es la presencia de un representante del gobierno de la ciudad de Córdoba.

Hasta último momento insistirán con que la administración capitalina se sume a la firma del convenio con la presencia de algún funcionario que represente a Daniel Passerini, de quien también esperan un movimiento a favor del candidato del peronismo. De concretarse, Marcelo Rodio, secretario de Transporte municipal, podría viajar al sur este lunes.

Los anuncios

Entre la actividad de Río Cuarto y el encuentro con referentes cooperativos en la localidad de James Craik, se espera que Massa desempolve una serie de anuncios con los que buscará seducir al electorado cordobesista, pero también al cambiemismo que acompañó a Patricia Bullrich, sobre todo en el corredor productivo de la provincia.

En esa jugada, quizás, se concentre la apuesta más fuerte de la minigira. Como desde hace tiempo repiten referentes en el territorio, «la elección no se gana juntando dirigentes, sino que se gana acercándose al electorado”. Si con la SUBE se apunta a las grandes ciudades, Massa también llevará un paquete dirigido especialmente al sector rural.

Si bien no trasciende la especificidad de las medidas, se sabe que los anuncios apuntarán a fortalecer un perfil de gestión que Massa comparte con el modelo cordobés desde hace años, que se desnaturaliza sólo en la disputa electoral, y que quienes conocen ambos tinglados adjudican a “cuestiones personales que trascienden la política”.

En ese sentido, habrá un anuncio sobre biocombustibles, una de las banderas del schiarettismo, que celebró hace casi un año a la puesta en marcha de la primera estación de servicio del país que expende bioetanol y biodiesel en cortes muy por encima de los establecidos a nivel nacional. Esa es la una de las brechas que intentará achicar el ministro que, como era de suponerse, se guarda una carta en la manga. “Una sorpresa”, deslizan entre sus asesores más cercanos.

Etiquetas::

También te puede interesar